Blogia
Conquenses por el Cambio

CDL, la lista conquensista, quiere hablar de verdad de infraestructuras

CDL, la lista conquensista, quiere hablar de verdad de infraestructuras

Hablemos de verdad de infraestructuras de comunicación en Cuenca.

Autovías.

Es especialmente humillante hablar de autovías en Cuenca en 2007. Cuenca, que luchó más que ningún otro territorio por las infraestructuras de comunicación como medio para superar un atraso secular, sigue en 2007 sin comunicación por autovía.

En 2007 la comunicación por autovía es un recurso con el que cuentan decenas de localidades y  pueblos de esta región, no hace tanto paradigma del abandono y el atraso.

Las capitales de provincia de esta región, todas menos Cuenca,  cuentan al menos con una autovías, también autopistas, también Ave, también ferrocarril convencional, y en el caso de Ciudad Real y Albacete, también aeropuerto.

Hemos visto cómo la autovía de Los Viñedos se construía en 4 años para un recorrido de 170 Km, cuando la Cuenca-Tarancón sigue en obras en 2007 y va a consumir más de 20 años, en el mejor de los casos, para la construcción de 80 Km.

En el programa electoral del Partido Popular se promete la unión por autovía de las principales localidades de la región, y se olvida señalar como prioridad número uno la finalización de la autovía Cuenca-Tarancón, porque ya son decenas las localidades de la región  que están unidas por autovía en 2007.

Ferrocarril convencional.

La línea de ferrocarril convencional Madrid-Cuenca-Valencia ha sido abandonada por sucesivos gobiernos del PP y del PSOE. En estos años únicamente ha suministrado titulares "en defensa del ferrocarril convencional" para ocultar el verdadero destino de la línea, que es su cierre.

La moción de Antonio Melero que exigía inversiones en ferrocarril convencional fue votada en contra por socialistas y populares. La moción entendía que la liberalización del transporte de mercancías por ferrocarril ofrecía una oportunidad de rentabilidad económica para una línea, como la de Cuenca, que es el camino más corto entre el puerto seco de Coslada en Madrid, y el puerto de Valencia. Un año después han tenido que ser los empresarios valencianos los que exijan también inversiones en este medio de transporte.

En plena campaña electoral conocemos el concurso público para estudiar los efectos del AVE por Cuenca en la línea de ferrocarril convencional. Cuando los políticos quieren vender una mala noticia a los ciudadanos, buscan refugio en los informes técnicos. Dentro de meses nos dirán que por culpa del AVE tenemos que cerrar la línea de ferrocarril convencional.

El AVE también pasará y parará en Albacete, y no conocemos estudio alguno para valorar sus repercusiones en la línea de ferrocarril convencional por Albacete que, a pesar de ser un trayecto sustancialmente más largo que por Cuenca, recibió las inversiones que a Cuenca se negaron, en una decisión política que no nos consta que exigiera estudio técnico alguno.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres