Blogia
Conquenses por el Cambio

Greenpeace critica el proyecto de la Tubería Manchega: una estrategia de Barreda para llevar agua al Reino de Don Quijote

Greenpeace critica el proyecto de la Tubería Manchega: una estrategia de Barreda para llevar agua al Reino de Don Quijote

Greenpeace denuncia 'doble rasero' Junta  en trasvases


La organización ecologista Greenpeace denunció hoy en Daimiel 'el doble rasero de la Junta de Castilla-La Mancha', que se opone a que se trasvase agua desde el Tajo a Levante, pero acepta que se esté construyendo una tubería desde dicho río para enviar agua hasta La Mancha.


Julio Barea, responsable de la campaña de aguas de Greenpeace España, dijo, además, que la referida tubería se está colocando en grandes zanjas que atraviesan parte de los terrenos protegidos del Parque Nacional de las Tablas de Daimiel, sin que el Patronato que dirige dicho parque haya dado su autorización porque 'ni siquiera se le ha consultado'.

Según Barea, 'es una contradicción' que se esté construyendo esa tubería para abastecer a 58 municipios de Albacete, Ciudad Real y Cuenca, cuando el Plan Especial del Alto Guadiana, al que se ha destinado un presupuesto de 4.000 millones de euros, ya prevé la recuperación de los niveles hídricos del río y de los pozos de esa zona, lo que haría innecesaria la llegada de agua desde el Tajo, ya que los 58 pueblos ya dispondrían de recursos propios.

'La tubería se está pagando únicamente con presupuesto español porque la Unión Europea ha dicho que no financia una obra como esa y, si tenemos en cuenta que ya no será necesaria porque el Plan del Alto Guadiana recuperará los acuíferos de esa zona, mucho nos tememos que ese agua que se trasvase sea para los campos de golf y las viviendas de lujo previstas en Ciudad Real', dijo Julio Barea.

La organización Greenpeace recorrió hoy con los medios de comunicación la zona del Alto Guadiana para denunciar la pérdida del patrimonio natural, pero también cultural e histórico, que supone que hayan desaparecido los Ojos del Guadiana, una manifestación natural que Julio Barea calificó de única.

Los ecologistas también denunciaron la sequía casi total del río Guadiana desde los Ojos hasta que recibe agua de su afluente, el Bullaque.

Barea explicó que las Tablas de Daimiel, que tenían una superficie encharcada de 20 kilómetros cuadrados hace veinticinco años, cuentan ahora sólo con uno, que 'se mantiene de manera artificial' gracias al bombeo de agua que se hace desde un pozo cercano y a las aguas que llegan desde la depuradora de Villarrubia de los Ojos.

Greenpeace calcula que para que vuelva a fluir agua por los Ojos del Guadiana sería necesario que los dos tercios de los pozos que hay en la zona dejaran de utilizarse durante al menos veinticinco años. (Vía Terra)

RELACIONADO: IxC denunciará ante la Unión Europea el proyecto de la tubería manchega

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres